José Diego Mils

Biografía

José Diego Mils
José Diego Mils (Caracas, 1968). Publicista y escritor hispano-venezolano radicado en Barcelona desde hace más de 10 años. Trabajó durante una década en diversos canales de televisión de Venezuela, de los cuales cinco, ejerció como productor-escritor para el departamento creativo y de promociones de The Warner Channel.
Autor en 2008 del poemario Ausencias (Versos y Reversos), escrito conjuntamente con el poeta catalán Daniel Ramos. Apoptosis (Versos&Reversos, 2010) es su segunda obra poética, donde se sirve de su particular lenguaje mordaz y desgarrador, cargado de ironía y de escepticismo, para tratar los temas que conforman el eje central de su poesía: la soledad, el vacío existencial, el sexo y el amor.


Obras

El gato errante
Apoptosis

Apoptosis


Entrevistas

José Diego Mils
Daniel Ramos, editor de Versos & Reversos, entrevista a José Diego Mils, coincidiendo con la publicación de su segundo poemario titulado Apoptosis. Un poeta controvertido, políticamente incorrecto, con cosas interesantes que aportar.
[Puedes leer reseña de Apoptosis en la Revista pliego suelto p.45-46 o en melibro.com]
¿Quién es José Diego Mils?
Soy un hombre, un humano indisciplinado, mal hablado, mal pensante.
¿Qué te impulsó a escribir?
El día que me di cuenta que pintaba fatal, además, a falta de armas, está la palabra escrita.
¿Qué es para ti la poesía?
Como escribió una vez Galeano, la poesía es como el horizonte, cuando tratas de acariciarlo o alcanzarlo, te das cuenta de que se aleja. Pero siempre están las ganas de tenerlo entre las manos, entonces sigues caminando, buscándolo. Algunos lo pueden llamar utopía.
Naciste en Venezuela, de madre venezolana y padre catalán. Ahora hace ya más de una década que resides en Barcelona. ¿En qué crees que ha influenciado en tu manera de escribir y en tu enfoque literario ese nadar entre dos culturas?
Desde niño he sentido que no pertenezco a un solo sitio, tal vez sea un bicho raro. No soy un individuo de una bandera, o país, o himno, soy de donde me siento bien, cosa que muchos no entienden en su afán de etiquetar todo lo que tienen por delante. Creo que no me ha influenciado en nada, me refiero al hecho de estar en contacto con culturas diferentes. Me identifico más con las experiencias, con las personas, con los sentimientos, al margen de la idiosincrasia cultural de un espacio geográfico concreto.
¿Cuáles son tus principales referentes poéticos?
Desde un principio indudablemente Charles Bukowski, fue vómito a primera vista, aunque no puedo negar el hecho de que antes le fui infiel con la generación beat….Allen Ginsberg, William Burroughs. Ellos influyeron directamente sobre mis neuronas dormidas, pero con Bokowski fue el clímax, el orgasmo, el todo de la palabra vivida.
Después tuve otros encuentros furtivos y maravillosos; como por ejemplo con El Chino Valera Mora, Benedetti, Andrés Caicedo, y ese destructor de la formalidad escrita y luchador acérrimo en contra del academicismo, el gran Oliverio Girondo. Con él descubrí la plasticidad y moldeabilidad de las palabras y también la imbecilidad de los que pretenden encerrar la poesía, la palabra, en una habitación donde las paredes son normas académicas. Por esta razón, hasta ahora, no he enviado nada a ningún concurso, porque nadie puede establecer o imponer parámetros a la creatividad, al desarrollo de la palabra, a la creación de nuevos caminos de comunicación del sentimiento, del sexo, de la muerte, de la vida.
El último orgasmo que he tenido, a nivel exclusivamente poético, fue con Lars Von Tier, con su maravillosa obra cinematográfica Anticristo. ¡Qué manera de plasmar poesía!
Tendríamos que recordar o más bien enseñar, como lo hace ese hacedor del conocimiento, Eduardo Punset, que la escritura es la culminación de un largo proceso evolutivo de aproximadamente 4000 años. Creo que ha habido y hay tiempo de evolucionar.
Háblanos de Apoptosis. ¿Por qué este título?
Antes mencioné a un hacedor del conocimiento, E. Punset. Tuve la suerte de recibir de manos de la mujer más importante que ha pasado por mi vida uno de sus libros, bueno dos, Por qué somos como somos y El viaje al amor. He de decir que me pasó lo mismo que con C. Bukowski. En uno de ellos, ahora no recuerdo exactamente en cual, aparece la definición de Apoptosis, que no es más que el suicidio celular, sin perder información genética, el cual llega cuando dicha célula se da cuenta de que ya no sirve para nada. Qué sería de nuestro mundo si esto pasara con cada uno de nosotros.
¿Qué pueden encontrar los lectores en Apoptosis?
Depende. Primero no escribo para que los lectores encuentren algo. Escribo más bien para que sientan algo. Y puede ser desde rechazo, amargura, bofetadas, nauseas, o en el peor de los casos, que les guste.
La crítica a las religiones en general y a la religión católica en particular es una constante en tus obras. ¿Cuál es el motivo?
Si después de 2000 años dando por el ano, no nos hemos dado cuenta de que los representantes de Dios en la Tierra sólo son hombres que tienen a su favor la invención del amigo invisible más famoso del planeta, obviando la verdad científica, nuestro cerebro, y llenándonos de prejuicios, de morales, de ignorancia, es que nos merecemos la desaparición, y no precisamente a través del proceso de Apoptosis.
Simplemente no puedo creer ni en figuritas, ni en mega construcciones, ni en el hombre. Los hechos están ahí, existen, únicamente tenemos que buscarlos, despertar, y decir basta, gritar hasta más allá del horizonte: ¡déjennos vivir, amar y morir en paz, en nuestra paz!. Y si existe un Dios, somos nosotros mismos.
Haces una crítica bastante mordaz a la ceguera y la apatía que reinan en la sociedad en la que vives. ¿Quieres comentar algo al respecto?
Hoy no tengo ganas.
Hay mucha carga emocional en tus poemas. Utilizas un lenguaje directo, punzante, combativo, en ocasiones desgarrador y destructivo. Sin embargo, hay poemas donde muestras una vertiente mucho más delicada, tranquila y romántica. ¿Qué hay de combativo, de directo, de punzante y qué de delicado y romántico en José Diego Mils?
Casi todo. Lo que pasa es que con los años, te encuentras más cómodo acompañado de la madurez de la razón. Ahora me aíslo más, la gente me gusta menos, me gustan más las chinchillas y los perros. Sigo teniendo un problema con la gente, he llegado a aceptar incluso que el problema soy yo. El hecho es que no soporto a la gente.
Si finalmente se cumplen las profecías Mayas con respecto al 2012, si realmente se acaba produciendo ese cambio, lo mejor sería que desapareciera el 80% de la población mundial, y sigo pensando que me quedo corto con esta estimación, pero bueno ya veremos.
Solamente tenemos que recordar la teoría de Cipolla: “La probabilidad de que una persona dada sea estúpida es independiente de cualquier otra característica propia de dicha persona”.
Si tuvieras que elegir un poema tuyo que definiera a José Diego Mils, ¿con cuál te quedarías?
Soy sólo un hombre (Apoptosis)
Batería de preguntas cortas
Un poema…Blue bird. De Charles Bukowski
Un sueño…Vivir en el campo
Un proyecto…Mantenerme de pie.
Un lugar…La Toscana
Una persona…Maria Belén Garzón Rubino
Un viaje…Las Marquesas
Acaba la frase
El amor es…Todo
La amistad es…Invalorable
El dolor es…Necesario
La política es…Una mierda
La religión es…El peor, más trágico e inaguantable método de represión inventado por los hombres.
El tiempo es…Una realidad entre dos nadas
La noche es…Paz
La peor mentira es
“Creedme lo que os digo”, cuando sea presidente……
El infierno existe….
Dios existe…………
Amaos los unos a los otros………
Todos somos iguales ante Dios…. (Dólar, Euro, ONU, OTAN?)
El estado está para servir y proteger…….
Una frase para acabar…Ser feliz cueste lo que cueste.


Autores

Collage autores web

Catálogo

PicMonkey Collage

Vídeos

Vídeos barra lateral

Nuestro Blog Social

portada blog social

Proyectos solidarios, Vida alternativa, Ecología, Historias extraordinarias.
¡Descubre nuestro Blog Social!

Suscríbete a nuestro boletín

Mail Chimp2