Ser payaso de hospital es una profesión difícil y poco reconocida. Pero los médicos y las enfermeras que trabajan a su lado reconocen que son parte del equipo sanitario, que con ellos se consigue cambiar el chip hasta en los momentos de angustia y abrir un espacio para la alegría y el buen humor incluso en las circunstancias más duras.

Los payasos de hospital hacen una labor encomiable, convierten espacios dolorosos en lugares llenos de vida, no solamente para los enfermos, sino para sus familiares. Los equipos médicos aseguran que al disminuir el estrés se consigue rebajar la cantidad de medicación y sus efectos secundarios y la recuperación es menos dolorosa y más rápida.

La risa como terapia, el sentido del humor como interpelación al niño que habita en el otro, aunque sea adulto. La música, el mimo, la mirada, el amor como alivio, como acompañamiento desde la humanidad y el respeto a la vida.

Os dejamos una emotiva charla de Angie Rosales para TED Barcelona, en la que habla de su experiencia al frente de la ONG Pallapupas, entidad que comenzó su actividad en el año 2.000 en varios hospitales pediátricos catalanes, con el objetivo principal de hacer menos traumático el paso de un niño por un centro hospitalario.

¡No os la perdáis!

Si quieres saber más sobre la labor de PALLAPUPAS visita su web:

http://pallapupas.org/es/manifiesto/

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies