Reseña de «Manual de espiritualidad rebelde»

Daniel Ramos Autó.– Hemos sido educados en una sociedad que prima las respuestas más que la búsqueda, la adquisición de seguridad más que la exploración y la sana vivencia del riesgo, en la que parece que todos piensan por nosotros, nuestros padres, nuestros maestros, nuestros políticos, nuestros sacerdotes, nuestros gurúes, nuestros medios de comunicación y nuestros líderes de opinión. En este contexto de exceso de respuestas sumamente aturdidor corremos el riesgo de convertirnos en consumidores pasivos de las mismas, en fiel clientela por tanto de las respuestas de otros. Eso significa que nos exponemos al peligro de acabar delegando nuestra capacidad de pensar, sentir y elaborar una experiencia del mundo propia, auténtica, basada en lo que de verdad somos y sentimos en lo más profundo de nuestro ser.

Sergi Rufi nos invita, desde el minuto uno, a desarrollar un sano escepticismo, actitud que debiera conducirnos a preguntarnos, a cuestionarnos, a no caer en el error de asumir e incorporar las respuestas de otros de una manera automática e inconsciente. Ponernos en duda a nosotros mismos es, según Rufi, el primer paso hacia la construcción de una vida íntegra, libre y coherente. El autor nos insta, por tanto, a cuestionar nuestro sistema de referencias y a iniciar un camino de autoconocimiento profundo orientado a desaprender, a desprogramarnos, para de este modo abrir las puertas al descubrimiento de nuevas formas de vivirnos y de sentirnos a nosotros mismos en el camino hacia una vida mucho más genuina, autónoma y respetuosa con lo que íntimamente somos.

Sergi Rufi no duda en arremeter contra la dictadura de la razón que se ha impuesto en nuestros días y reivindica el sentir, las emociones y la inteligencia y sabiduría del cuerpo como herramientas que nos pueden ayudar a obtener una comprensión más completa y menos condicionada de nuestra vida.

Critica, por tanto, un discurso imperante gobernado por la razón que relega a un segundo plano las emociones y que obvia, por tanto, la complejidad de la vida y de lo humano. El ser humano es justamente complejidad, contradicción, también ambivalencia. Negar ese amplio espectro de la vida humana es obviar la naturaleza misma de la propia existencia.
Rufi hace un discurso honesto, claro, también controvertido y contundente. Huye de la imagen de gurú con biografía de diseño y con un discurso edulcorado e infantil para un público ávido de fórmulas mágicas para obtener felicidad, éxito y serenidad. Precisamente, frente a este discurso azucarado, simplista y excesivamente paternalista que Rufi no ha dudado en denominar New Age Disney, Despierta. Manual de espiritualidad rebelde se presenta en forma de 120 reflexiones categóricas, claras, directas, sin disfraces ni burladeros, estructuradas entorno a 8 bloques temáticos que desgranan, uno a uno, los 8 pasos que según el autor, se presumen necesarios para nuestro despertar. Reflexiones que en conversaciones privadas con el autor decidimos bautizar como ‘pellizcos terapéuticos’. Pellizcos incómodos para el/la lector/a sin duda, porque son incitaciones a dejar de vivir en el lamento, la excusa y el victimismo. En definitiva, nos motiva a aceptar la total responsabilidad de nuestra vida, paso previo e indispensable para convertirnos en verdaderos agentes de cambio de nuestra propia realidad.

Rufi, por tanto, no viene a vendernos ninguna moto. Él mismo afirma haberse sentido perdido, bloqueado, excluido. En un acto de honestidad poco usual nos revela haber sido un chico problemático, conflictivo, haberse sentido acabado y fracasado. No obstante, en ese descenso a los propios abismos encontró la manera de reinventar su vida, sanar sus heridas e iniciar un viaje de transformación profunda que continúa desarrollándose en la actualidad. No nos engaña, cada cual debe caminar sus propios pasos y librar sus propias contiendas personales en aras a dirigir el propio proceso de cambio. Ello significa reunir suficiente valor para descender al centro de nuestras zonas oscuras, aquellas que evitamos porque supone mirar de frente aquellos aspectos de nosotros mismos y de nuestra vida que más temor e incomodidad nos generan.

Sin embargo, es en ese tránsito por nuestras sombras donde podemos hallar las respuestas que nos conduzcan a la cura de nuestras heridas más profundas. Eso sí, nos lo advierte el autor, con trabajo, paciencia, tenacidad y el método adecuado.

Un libro de cabecera absolutamente indispensable para todas aquellas personas que aspiren a liderar su propia revolución interior.

 

Deja un comentario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies